DESARROLLO SUSTENTABLE

DESARROLLO SUSTENTABLE
La naturaleza puede mas que la ignorancia!

martes, 26 de marzo de 2013

2.3 VALORES ACTITUDES HACIA EL MEDIO AMBIENTE

       La mayoría de los niños, los adolescentes y jóvenes evidenciaron una acertada y preliminar madurez social en diferentes niveles, en lo que se refiere a la apreciación de la magnitud de los problemas ambientales y que éstos afectan la unidad de la sociedad con el medio ambiente.

El estudio e investigación realizado, así como los métodos y técnicas y las respuestas permite revelar los valores, sentimientos y cualidades de los adolescentes y jóvenes en su relación con el medio ambiente siguiente:

Confieren gran importancia social a las actividades y tareas que se proponen para el mejoramiento del medio ambiente.
 Expresan que en toda profesión debe practicarse la protección del medio ambiente; 

Advierten que la protección del medio ambiente es un deber personal, familiar, comunitario, estatal e internacional.

 Atribuyen un motivo cívico primordial a la actitud favorable del hombre frente el medio ambiente como un deber con la patria y el Estado.

Consideran la necesidad de asumir la conciencia de la responsabilidad civil y ciudadana, así como del Estado por la protección del medio ambiente.

Consideran no solo el daño directo que las personas pueden ocasionar al medio ambiente sino, además, la actitud apática e indiferente de ellos mismos y otras personas que asumen una conducta indiferente ante las acciones de deterioro de los demás.

Destacan la base y premisa humanística que tiene la relación del hombre, la sociedad y el medio ambiente, y a pesar de la complejidad de esta relación y unidad, expresan que es posible el desarrollo con la protección.

Reconocer que si el hombre quiere utilizar a su gusto y en su beneficio al medio ambiente, deberá utilizarlo racionalmente y tratarlo, como expresaran algunos alumnos, como si fuera una persona.

Reconocen, aunque no todos, - así se observó _, que la protección del medio ambiente y las acciones que realizan la hacen como un esfuerzo, como una labor adicional, como un trabajo voluntario y no como un deber ciudadano y una necesidad de la época contemporánea;
Expresan con toda seguridad la necesidad de subordinar y concebir, desde los inicios, la producción y los procesos tecnológicos con la protección

Generalizan en sus juicios la importancia de jerarquizar y adoptar prioridades sobre las principales medidas que se deben adoptar para lograr el óptimo aprovechamiento y utilización racional del medio ambiente.
Proponen que a pesar de la educación y la conciencia, a desarrollar la necesidad de la legislación y aplicación de medidas y contravenciones para aquellos incumplidores de lo establecido para la protección del medio ambiente. Reconocen, según se evidenció, la imperiosa necesidad de asumir actitudes que se reviertan en la protección del medio ambiente mediante comportamientos favorables y, en especial, la participación de ellos sobre: la utilización económica de los recursos energéticos, la restauración de las zonas afectadas por la producción industrial, la disminución del ruido - que comienza su agudización paulatina en estas regiones -, la conservación de las fuentes de agua y hasta la utilización de la basura, que algunos alumnos valoraron como un tesoro.

Algunos alumnos expresaron valoraciones relevantes y recordamos cuando un grupo de jóvenes apuntó (“la actividad más importante que se puede hacer ante el medio ambiente es educar desde niño al hombre ya que una persona correctamente educada resulta útil para toda la sociedad y para el medio ambiente”).



2.3.1 Relación valores, actitudes y creencias con el comportamiento y su influencia en la preservación del medio ambiente.


La degradación ambiental no es sólo el problema que exige soluciones científico.técnicas,. En realidad  no es tanto un problema en el sentido objetivo de algo exterior al hombre si no como un problema de conciencia o de ACTITUDES y conducta humanas (valores, actitudes y creencias). 

La crisis ecológica deriva, a la postre, en el planteamiento de un nuevo sistema  ético, la BIOÉTICA como puente entre los hechos científicos y los valores morales. Con ello se contribuirá a comprender que los problemas ambientales son, ante todo,  problemas de la humanidad y, por ende, del COMPORTAMIENTO HUMANO. Es el comportamiento de las personas lo que genera incremento de la gravedad de un problema ambiental (Martínez.Soto 2004).

Según sean estas creencias, se activaran las normas personales; es decir el sentido de OBLIGACIÓN  o NO OBLIGACIÓN para llevar a cabo acciones al respecto. 
Por último, si hay un sentido de obligación (la norma personal),  se activa la conducta, ya sea de consumo de ciudadanía proambiental o de sacrificio. Una breve explicación, a modo de ejemplo puede aclarar esta situación:

1.- Mi valor dice " aprecio esto"
2.- Mi visión ecológica dice: " entonces la relación entre humanos y naturaleza debería ser así".
3.-  Mi creencia sobre el objeto dañado dice:"creo que el objeto X está en peligro"
4.- Mi creencia sobre las posibilidades de actuar dice: "puedo hacer algo"
5.- Mi norma personal entonces dice: "debo hacer algo".
6.- Y entonces ACTÚO.


Un gran número de investigaciones que se ocupan de los valores demuestran que la gente tiende a  posicionarse respectos a tres grandes tipos (esto no significa que en un mismo individuo se posicione  siempre respecto al mismo tipo de valores en todas las situaciones).


  • Egoísta: Los que predisponen a la gente a proteger sólo aquellos aspectos del medio ambiente que puede afectarles personalmente y a oponerse a acciones proambientales si suponen costos personales elevados.
  •  Altruista: Los que predisponen a la gente a actuar cuando los problemas mediambientales pueden dañara a otras personas (ya sea de su comunidad, su país, o toda la humanidad).
  • Biosféricos: Los que predisponen a la gente  a actuar cuando perciben  que los problemas mediambientales pueden dañar a la naturaleza (a todos los seres vivos, incluso a los seres humanos).

Según algunos autores, estas diferentes formas de valorar se relacionan con al autoconciencia del individuo; es decir, hasta que punto el individuo se siente y se define como interdependiente o no de otras personas y de otros organismos.

Merece la pena señalar que otras teorías reformulan esta clasificación en tres bandas, y reconocen sólo dos dimensiones en los valores; cada dimensión se desplegaría como un continuo.  

La primer dimensión se orienta hacia los objetivos  vitales, en donde existen dos extremos; trascendencia, la cual incluye objetivos que trascienden al individuo y promueven el interés de los otros y de la naturaleza, como ser abierto, altruista, honesto e inteligente; y egoísmo que incluye objetivos que promueven intereses propios independientemente de los otros.

La segunda dimensión se orienta hacia el cambio social o la tradición en donde existen dos extremos; apertura la cual incluye objetivos como la creatividad, curiosidad, excitación  y placer; y conservadurismo que incluye objetivos como el respeto a la tradición, los padres, los antepasados, etc.

Por otra parte las creencias tienen una función mediadora esencial entres los valores y la conducta porque definen el tipo de personas o cosas  que se piensan que están afectados  por los problemas mediambientales y hasta que punto hacer algo por ello. 

Las creencias dependen de cómo se perciben la información y el contexto. 
Por ejemplo para saber la existencia de un problema se necesita información y publicidad; asimismo para conocer sus consecuencias probables se puede percibir que el problema es responsabilidad de uno, de todos o sólo de la administración  se puede  creer que no hay posibilidad de intervenir y marcar una diferencia debido a razones políticas, religiosas, culturales, etc. La modificación de creencias es clave para vincular el valor con la conducta y ésta, a su vez, con el entorno natural local por lo menos.

LA RELACIÓN ENTRE VALORES, CREENCIAS Y NORMAS Y EL MEDIO AMBIENTE.


Imagina que se descubre que en Vitaruto, comunidad que pertenece al municipio de Culiacan, Sinaloa, un rastro de TIF ( Tipo Inspección Federal) esta contaminado el río TAMAZULA. La única forma de acabar con el problema es desmantelar la fábrica pero mucha gente del pueblo trabaja en ella. Se puede imaginar como funcionaría los valores de la gente del pueblo frete a este problema.

1.- Las personas con un talante valorativo más egoísta podría pensar: "Esto no va conmigo", si el problema no les afecta directamente a ellas,  ni a sus familias o amigos, claro.

2.- Las de talante más altruista podrían pensar: "Entiendo que se esta dañando al río", pero el desestre que supondría el cierre de la fábrica para las familias que viven de ella sería tremendo, así es que creo que no deberían cerrarla".

3.- Las de talante más biosferico podrían pensar: "Tengo un conflicto; por un lado, no quiero que la gente se quede sin trabajo, pero es intolerable que se este contaminando el río; la fábrica debería cerrar. Alguien tendrá que solucionar el problema de los empleos".

RECUERDAS EL VIDEO "ESE NO ES MI PROBLEMA"




Sin embargo la forma que se concreta la norma personal ("tengo que hacer algo, o no"), estaría mediada por las creencias que surgen de estos valores, que en parte dependen del tipo de información que llega a los actores. Por ejemplo el biosferico podría actuar en absoluto si se percibe que el gobierno no piensa solucionar el problema de contaminación, ni el de los empleos; el egoísta podría protestar activamente para que se cierre la fábrica si tiene indicios de que la contaminación del río puede suponer un riesgo para la salud de sus hijos cuando vayan a jugar allí; el altruista podría afirmar a favor de cerrar la fabrica si ha oído que hay otra empresa que a admitir a los trabajadores eventualmente despedidos, etc.

Por tanto el predictor más importante de la conducta proambiental son las NORMAS PERSONALES (y esto se ha demostrado empíricamente), ya que representan la concreción de intenciones del individuo una vez que los valores se ha puesto en el contexto mediante las creencias.

Aclarando un poco más, los tres tipos de valores podrían coexistir en un mismo individuo-, lo que dice la teoría de VCN es que el posicionamiento definitivo se conformará de acuerdo con alguno de los tres tipos de valores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada